croquetas de jamón ibérico

Croquetas de jamón ibérico como elaborarlas

La receta de croquetas de jamón ibérico es de las que son socorridas para cualquier ocasión. Para una celebración, una cena con amigos o un picnic o merienda. Son un auténtico lujo porque no sólo son muy sabrosos, sino que además están hechos con productos naturales y se pueden adaptar más o menos a nuestros gustos.

En la cocina casera española las croquetas de jamón son un imprescindible con las croquetas de pollo. Una combinación perfecta entre la suavidad de la bechamel, la nota salada del jamón y el crujiente del pan rallado, del que no te puedes librar una vez que lo dominas.

En este artículo verás las claves para hacer estas croquetas de jamón ibérico deliciosas en casa.

Para esta receta de croquetas de jamón en particular, recomendamos utilizar jamón, como jamón en lonchas, una variedad de piezas de calidad excepcional que sin duda le dará unas croquetas deliciosas.

Gracias a este exquisito jamón ibérico, se obtienen unas croquetas con un excelente sabor que se puede comparar fácilmente con las croquetas de un gran restaurante.

Para preparar estas maravillosas croquetas de jamón que a todo el las prueba le gustan, no te pierdas la receta que tienes a continuación. En casa tienes todos los ingredientes que necesitas para hacerlas ay que no se necesita mucho. Así que deja las excusas y disfruta ya de unas deliciosas y sabrosas croquetas caseras de jamón ibérico.

Croquetas de jamón ibérico con ingredientes para 4 personas

Aquí tienes los ingredientes para hacer las croquetas de jamón ibérico

– 2 cucharadas de harina de trigo

– 800 ml de leche entera

– 2 huevos

– nuez moscada

– Pimienta negra molida

– Pan rallado

– aceite de oliva virgen extra

– sal

– para tamizar la harina un colador

croquetas de jamón

 Pasos y preparación de las croquetas

En primer lugar, para preparar las croquetas de jamón ibérico hay cortar el jamón en cubos pequeños. El jamón puede ser de diferentes tamaños o formas dependiendo del gusto individual. Algunas personas prefieren poner el jamón directamente en la picadora, lo que da una especie de “costra de jamón” que va mejor con la bechamel. Sin embargo que otras prefieren cortarlo en trozos grandes con un cuchillo para poder disfrutar del jamón en cada croqueta de jamón ibérico.

A continuación, pon un cazo al fuego y vierte 800 ml de leche entera. En cuanto esté caliente, añade todo el jamón a la sartén, reduce el fuego a bajo y cocina a fuego lento durante unos 10 minutos. Esto hace que el jamón sea más suculento al dar sabor a la leche. Transcurrido este tiempo, sacar el jamón de la leche y reservarlo.

Hay que derretir unos 50 gramos de mantequilla a fuego medio en la sartén. Mientras se derrite, coloca la harina junto a la sartén y tamízala para evitar los grumos.

Al hacer la bechamel, es muy importante que la mezcla en la sartén sea siempre líquida. Es decir, debe haber preferentemente más mantequilla que harina, pues de lo contrario se formarán muchos grumos.

Una vez que la mantequilla se ha derretido se añade la harina removiendo durante 5 minutos para que la harina se enfríe. Cuando la harina esté dorada, añadir poco a poco la leche que hemos calentado con el jamón.

Seguir removiendo durante unos 10 minutos y añadir más leche hasta que la bechamel tenga la consistencia deseada. Después se sazona con sal algo de pimienta negra y nuez moscada.

Cuando la sartén esté apagada y la bechamel lista, añadir el jamón reservado a la mezcla y mezclarlo con la bechamel.

Pasar a una bandeja de horno y meter en la nevera durante varias horas o, si tiene prisa, en el congelador durante 20 minutos.

Cuando la mezcla esté fría, sácala y empieza a dividirla en porciones y a darles la forma que desees. Se calienta el aceite de oliva mientras se empanan las croquetas, a fuego fuerte en una sartén.

Más tarde se impregnan las croquetas en huevo batido y pan rallado para luego meterlas en la sartén con el aceite caliente para freírlas. Una vez se han dorado se retiran y se colocan sobre papel absorbente.

Presentación y acompañamiento de las croquetas de jamón

Para terminar, sólo hay que sacar las croquetas de jamón ibérico del papel de cocina en el que han escurrido su aceite y colocarlas en un plato grande de servir. Se puede adornar de muchas formas como con un poco de cebollino picado para darles un poco de color.

También se puede combinar las croquetas con ensalada de tomate o verduras. O presentado varias variedades de croquetas para ir cogiendo diferentes y acompañadas de mayonesa o alioli.

Como se puede ver hay muchas posibilidades para ofrecer croquetas en la comidas o meriendas siempre que las necesitemos. Otra opción es hacer croquetas de jamón y congelarlas para tenerlas preparadas para cualquier evento u ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Abrir chat